La historia se centra en el personaje principal, Meursault, un hombre aparentemente indiferente y desconectado emocionalmente de su entorno. La novela comienza con la muerte de la madre de Meursault y sigue su vida cotidiana, mientras enfrenta diversas situaciones y eventos.

Uno de los temas principales que Camus explora en «El Extranjero» es la alienación del individuo en la sociedad. Meursault se siente desconectado de las normas sociales y muestra una aparente falta de emociones convencionales, lo que lo lleva a ser percibido como un «extranjero» en su propio entorno. A través de este personaje, Camus nos invita a cuestionar las normas y convenciones sociales, así como a examinar la autenticidad y la libertad individual.

Otro tema fundamental en la novela es la absurda naturaleza de la existencia. Meursault enfrenta eventos inesperados y desconcertantes a lo largo de la historia, y su actitud apática e indiferente resalta la falta de sentido objetivo en el mundo. Camus plantea preguntas sobre la naturaleza de la vida y la muerte, y cómo los seres humanos lidian con la inevitabilidad de la muerte en un mundo aparentemente irracional.

Más Obras de Albert Camus